ERP facturacion

ERP: aprende más de ellos

Entérate de donde surgen los ERP y para qué sirven.

Por Luis Mertens

¿Qué es un ERP?

ERPERP son las siglas en inglés de Enterprise Resource Planning. En el mundo de habla hispana se ha traducido como Software de Gestión Integrada, aunque también puede encontrarse con la traducción literal de Planificación de Recursos Empresariales.

Un software ERP es una solución informática que permite la administración de los procesos operativos de una industria o empresa. Consiste en una base de datos que se acopla modularmente a distintas funciones de gestión integradas en un sistema unitario.

Desde los años 60 se desarrollaron sistemas conocidos como MRP (del inglés Manufacturing Requirements Planning) que servían para hacer más eficiente la organización de los sistemas de producción de las grandes compañías manufactureras. Estos sistemas evolucionaron rápidamente a otro tipo de MRP (del inglés Manufacturing Resource Planning) que no sólo tenían datos sobre la producción sino también sobre proveedores y clientela. Durante los 70’s, las primeras computadoras personales comenzaron a hacerse más populares y las compañías de todos los tipos y tamaños vieron las oportunidades de manejar sus bases de datos a través de sistemas de cómputo. Es cuando surgen los ERP, aunque su explosión comercial y de desarrollo tecnológico fue hasta los años 90.

Con la popularización de internet y el desarrollo de bases de datos más eficientes y rápidas, el uso de soluciones ERP para la gestión de la información empresarial se extendió e hizo necesaria su integración a los sistemas fiscales de cada país. Hay tantos tipos de usuarios, que una de las características principales es la flexibilidad. Un ERP debe adaptarse a la empresa, no la empresa al ERP. En México, los PAC han creado soluciones para integrar los ERP a las necesidades de facturación electrónica, como Integra CFDI.

¿Para qué sirve un ERP?

Un ERP nos sirve para tomar decisiones. Siempre a partir de la información creada por cada una de las actividades realizadas por una empresa: compras, ventas, inventarios, pago de nómina, facturación, apertura o cierre de sucursales, contrataciones, despidos, etc.

En el ERP llega toda la información de la empresa y debe tener la capacidad de producir reportes de lo que sea necesario a partir de lo existente en su base de datos. Esto es lo que hace flexibles a los ERP, la información de cada empresa es distinta.

¿Cómo funciona un ERP?

Un ERP se estructura en dos elementos básicos:

  1. Una base de datos que cuente con un motor de búsqueda potente que permita mantener flujos de trabajo en todas las tareas y procesos que se le asignen.
  2. Sistema modular de aplicaciones independientes que sean compatibles con la misma base de datos. Aunque son independientes, deberán interactuar entre sí para cumplir operaciones más amplias.

Estas aplicaciones modulares son estructuradas para gestionar la base de datos a partir de necesidades específicas como:

  1. Control de las compras
  2. Monitoreo de las ventas
  3. Manejo de la información contable.
  4. Planificación y monitoreo de procesos de producción.
  5. Control de inventarios.
  6. Monitoreo y planeación de logística: distribución, mercadeo, etc.
Las 3 ventajas de un ERP

Los ERP han revolucionado los procesos de las empresas al permitir de manera rápida y sencilla lo siguiente:

  1. Tomar decisiones oportunas al tener acceso inmediato y remoto a todo tipo de información de la empresa.
  2. Permite compartir la información creada por cada departamento con otras partes de la misma compañía.
  3. Elimina la necesidad de la reingeniería constante en procesos de producción.