comunicacion no verbal

La Comunicación No Verbal en la empresa

Por Luis Mertens

  • Te decimos en qué consiste la comunicación no verbal y cómo aprovecharla en tu entorno laboral.

En el mundo empresarial siempre estamos vendiendo algo o convenciendo a alguien. Para esto es necesario crear confianza en la otra persona y una de los elementos principales es la comunicación no verbal.

¿Qué es la Comunicación No Verbal?

En todos los ámbitos de la vida interactuamos con otras personas. Esto es un constante ir y venir de mensajes sobre necesidades, emociones y sentimientos. La base de esta comunicación es la palabra hablada o comunicación verbal. Sin embargo, nuestro mensaje no estará completo si no viene acompañado de elementos de la comunicación no verbal.

Entenderemos a la Comunicación No Verbal como la suma de actos cinésicos (movimientos corporales con valor comunicativo) y paralingüísticos (elementos vocales no verbales como timbre, acento, risa, pausas, etc.) que ayudan a comunicar o matizar el sentido de los mensajes verbales.

La comunicación no verbal puede ser consciente o inconsciente y a veces puede contradecir lo que buscamos comunicar por medio de la palabra. Por esto es que su estudio se ha vuelto tan importante en los negocios. No se considera aceptable que se ponga en riesgo un trato o una venta porque se ha dado una mala impresión al cliente o posible socio.

Un lenguaje congruente.

Cuando queremos lograr una venta o cerrar un trato debemos poner en práctica todas nuestras habilidades para generar confianza y seguridad en quien nos va a escuchar. Y no es sólo llevar un producto bien acabado o una buena idea de negocios bien planteada, también es expresar lo que creemos y como nos sentimos al respecto. Para esto, debemos lograr que nuestro lenguaje no verbal sea congruente con lo que decimos.

En la comunicación empresarial es importante esta coherencia pues de ella depende la confianza, seguridad y convencimiento en el momento de encontrarse frente a frente con un cliente o inversor.

Un lenguaje corporal correcto y congruente con el mensaje verbal permite que nuestro mensaje sea claro y verosímil. No quiere decir que debamos montar una actuación teatral, pero sí creernos sinceramente lo que vamos a decir para poder transmitir nuestro mensaje complementado por el lenguaje corporal y el tono de voz.

Uno de los objetivos de controlar nuestra comunicación no verbal es lograr la empatía con nuestro interlocutor. Esto va desde la manera de vestir hasta los gestos, la postura corporal y la firmeza o suavidad en la voz.

Siete tips para la comunicación no verbal en la empresa.

  1. Hay que mantener el contacto visual expresar seguridad a través de la mirada.
  2. Se debe conservar una postura erguida, sin cruzar las piernas o los brazos.
  3. Hay que procurar realizar la reunión en un espacio que permita la concentración y la interacción asertiva entre las personas asistentes.
  4. Debemos mantener una expresión agradable, sonriente sin perder de vista que concuerde con la situación.
  5. Controlar las pausas y los silencios ayuda a tener una dinámica adecuada durante la reunión.
  6. Conservar siempre la congruencia entre el diálogo y los gestos del rostro y las manos.
  7. Hablar de manera natural, no plana, sin pausas de duda o con muletillas.

En general, se debe mantener una impresión agradable, segura y sincera intentando reflejar lo que nos gustaría ver. Por eso, antes de cualquier reunión de negocios, lo mejor es ensayar nuestro discurso o presentación ante gente de confianza, mínimo frente al espejo, para poder identificar los elementos de comunicación no verbal que puedan ser contradictorios con nuestro objetivo.