punto de venta

Punto de Venta: lo que necesitas saber

Información que te interesará para saber más acerca de punto de venta y auto facturación electrónica.

¿Debo verificar mis facturas?

Por Luis Mertens

Cuando hablamos de un punto de venta nos referimos a un conjunto de aparatos y programas que nos ayudan a realizar transacciones de compra-venta. Lo más común es que se utilicen en tiendas de cualquier tipo de producto.

Un sistema de punto de venta se compone de dos partes:

  1. Un equipo (hardware) que integra:
    1. Una caja registradora.
    2. Un monitor (que puede ser táctil).
    3. Una impresora de tickets.
    4. Equipo periférico específico para cada necesidad como lector de código de barras, báscula, etc.
    5. Y lo más importante, un CPU que funciona como cerebro. Este puede integrado a la caja registradora o independiente.
  2. Un programa informático (software de punto de venta) que permita integrar una serie de protocolos como:
    1. Control de inventarios, es decir, que permite crear reportes de productos que entran y salen de la tienda.
    2. Lectura de la información desde dispositivos externo.
    3. Emisión de ticket (comprobantes de compra)
    4. Creación de reportes de ventas diarios, semanales o mensuales.
    5. Administrar inventarios de manera automática
    6. Permitir transacciones especiales como ofertas o precios de mayoreo.

Otra de las grandes ventajas de implementar un sistema de punto de venta es que eleva la calidad del servicio al cliente. Al quitar a dueños y empleados el peso de buena parte del papeleo (escribir notas, vaciar facturas, actualizar catálogos, etc) permite dedicar mayor tiempo y cuidado con clientes y proveedores.

¿Cómo puedo verificar facturas?

Antes de la aparición de la factura electrónica (CFDI) el proceso de facturación requería una impresora independiente, contar con facturas preimpresa y foliadas con auto copiante o con papel carbón en cada juego (había que sacar ¡original y copias!).

Era muy usual que se necesitaran dos personas en caja cada vez que se solicitaba una factura. Una seguía cobrando y atendiendo el punto de venta mientras otra elaboraba el complicado proceso de sacar una factura.

Con la llegada de las facturas electrónicas, se hizo posible la integración de la emisión de CFDI al sistema de punto de venta. Sólo es necesaria una conexión a internet y contar con algún programa como Kiosko CFDI. Al ya no ser necesaria la impresión de la factura, no importa si la representación impresa sale en formato de ticket. A fin de cuentas, para el SAT lo importante es el archivo XML.

Si vas a implementar un punto de venta, te recomendamos que revises antes tus necesidades para evitar realizar gastos innecesarios o tener que aumentar la inversión para instaurarlos.

Una vez que conoces tus necesidades, revisa todas tus opciones antes de contratar un servicio o comprar un equipo. Cuando realices tu compra deberás tener en mente que lo mejor para tus clientes será contar con un sistema de facturación que les permita elaborar su propia factura.

En fin, tu sistema de punto de venta debe ser una mejoría y verdadera ayuda antes que un dolor de cabeza. ¡A vender!