emprender

Que NO hacer al emprender

Por Luis Mertens

  • Las once cosas que no debes hacer al emprender un negocio.

Dicen que nadie aprende en cabeza pero, cuando queremos iniciar un negocio, debemos tener mucho cuidado en no cometer los mismos errores que han llevado a otras personas a la frustración y a perder tiempo y dinero. Por eso te damos las 11 cosas que no debes hacer al emprender.

  1. No pienses en la competencia. Es muy difícil desarrollar un producto o servicio que no se la haya ocurrido a alguien más. No es para que te desanimes, al contrario, debes conocer a la competencia, a quienes ya han asegurado su lugar en el mercado y a quienes van en crecimiento. Aprender de sus errores y sus éxitos pero no para copiar burdamente sino para encontrar y asegurar tu nicho en el mercado.
  2. No seas el jefe que tú odiarías. Cuando tienes empleados y quieres que hagan algo por la empresa no debes obligarlos o comprarlos. Lo que debes hacer es convertirte en un líder que los impulse a seguir tu idea, que compartan contigo el entusiasmo por crecer y llegar a las metas.
  3. No seas indisciplinado. La flexibilidad laboral y el “home office” son prácticas que pueden ayudar al desempeño laboral. Sin embargo, no podemos caer en un caos administrativo o laboral en el que ya no sepamos con quien contamos. Establecer tiempos de entrega concretos y que cada quien se comprometa a cumplir puede hacer la diferencia.
  4. No te cierres a nuevas ideas. A veces la soberbia nos cierra los ojos y no vemos las oportunidades de negocios, debemos tener la sensibilidad para encontrar a todo tipo de clientes.
  5. No te niegues a la ayuda. Siempre habrá quien pueda ayudarnos en la realización de un trámite, en la planeación estratégica, en el acondicionamiento de un espacio o la selección de un local etcétera. Por esto hay que aceptar las críticas y la ayuda que se nos ofrezca e incluso buscar consejo y apoyo.
  6. No seas desordenado. Hay que mantener la organización en todos los aspectos de nuestro emprendimiento. Este orden debe mantenerse en las tarjetas de presentación, en el aspecto de nuestra página web y hasta en la manera de vestir (sin perder tu estilo).
  7. No descuides a tus clientes. Hay que darle a cada uno de nuestros clientes el tiempo que necesita. Mantener el contacto telefónico, compartir lo que publican en sus redes y mostrar atención en sus intereses puede hacer la diferencia entre perder o no a un cliente.
  8. No seas un acosador. En las ventas es fácil caer en el acoso de los posibles clientes. Debemos mostrar atención pero no convertirnos en la peor pesadilla.
  9. No descuides los trámites. Debes mantener vigentes tus licencias, permisos y demás documentos que dan legalidad a tu empresa. Tampoco descuides tu contabilidad ni tu facturación. Si esto lo consideras demasiado complicado siempre podrás apoyarte en un contador y en servicios de facturación en línea.
  10. No hagas reuniones sólo para regañar. Los equipos necesitan momentos para festejar los logros y cohesionarse, por eso hay que planear momentos que permitan relajar la tensión y aumentar la confianza entre todas las personas del equipo. Incluso en las derrotas se pueden crear momentos que den ánimo y motivación.
  11. No pierdas la paciencia. El éxito se logrará después de varios intentos, caídas y frustraciones, el emprendedor resiste sin desesperarse y busca nuevas soluciones para adaptarse al mercado.