Reparto de utilidades: lo que necesitas saber

El reparto de utilidades o Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) es el derecho constitucional que tiene el trabajador a participar en las ganancias que obtiene una empresa o patrón por la actividad productiva o los servicios que ofrece en el mercado, de acuerdo con su declaración fiscal.

El cálculo de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) debe de ser del 10% aplicable sobre la renta gravable de acuerdo a las disposiciones de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR). Éste se encuentra descrito en la Ley Federal del Trabajo (artículo 117°) y en la Constitución (artículo 123°, fracción IX, apartado “A”), el cual entró en vigor el 4 de febrero de 2009, manteniéndose vigente los próximos 10 años. En el caso de las asociaciones y sociedades civiles, éstas poseen una regla especial en la que existe un tope obligatorio, equivalente a un mes de salario, que se modifica si los trabajadores tuvieran derecho a un pago superior. Esto se encuentra previsto en la Comisión Nacional del PTU y en la Ley del Trabajo (artículo 123°,fracción III).

La PTU es calculada en función de los ingresos que tienen los trabajadores y los días que hayan laborado en porcentaje al total de días laborados por la plantilla completa. En cuanto a su salario base para el cálculo, debemos considerar que pueden existir diferentes formas de pago:

Salario fijo: se computa el sueldo excluyendo las sumas por concepto de trabajo extraordinario, las gratificaciones, percepciones y otras extraordinarias.

Salario variable: se tomará el promedio del salario diario.

Salario mixto: únicamente ese considera el salario fijo.

Salario base máximo: se considerará para determinar la participación de los trabajadores de confianza, que perciban salarios superiores al trabajador sindicalizado o de base de mayor salario.En este caso tendrá un ajuste en el cual se sumará el salario que durante el año fiscal haya obtenido el trabajador sindicalizado o de base de mayor salario; a esta suma se aumentará 20% y se lo considerará como salario base máximo.

En cuanto a las empresas que tengan varias plantas o sucursales, el cálculo para determinar el salario máximo de estos trabajadores se hará por cada establecimiento, y el resultado será el salario base máximo con el cual participarán los trabajadores de confianza de cada unidad.

La PTU deberá efectuarse dentro de los 60 días siguientes a la fecha en que deba pagarse el impuesto anual, aun cuando esté en trámite objeción de los trabajadores. Por lo tanto, las personas morales deberán pagarlo a más tardar el 31 de mayo y las personas físicas tienen hasta el 30 de junio.

¿Quiénes NO tienen derecho a recibir esta prestación?

  • Los trabajadores domésticos
  • Los trabajadores eventuales que hayan trabajado menos de sesenta días en el ejercicio
  • Directores, Administradores y Gerentes Generales, así como socios o accionistas de la empresa
  • Profesionistas técnicos y otros que, mediante el pago de honorarios presten sus servicios, sin existir una relación de trabajo subordinado

¿Cuáles son las empresas que no están obligadas a pagar la PTU?

Según información divulgada por el SAT, no están obligadas:

  • Las empresas de reciente creación
  • Instituciones de asistencia privada que realicen actos con fines humanitarios, sin propósitos de lucro
  • El IMSS y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia

Las empresas cuyo ingreso anual declarado al Impuesto Sobre la Renta no supere 300,000 pesos.