validador cfdi

Validador CFDI, revisando el XML

Nota acerca de lo que un validador CFDI revisa en tu archivo XML.

Por Luis Mertens

Ya hemos hablado antes sobre la importancia de verificar las facturas que recibimos o emitimos. Lo que no hemos hecho es explicar claramente cuál es el proceso que realiza un validador CFDI con tu archivo XML.

¿Qué es un archivo XML?

validacion de facturasLas siglas XML hacen referencia a eXtensible Mark-up Language (lenguaje de etiquetas expandible). Este “meta-lenguaje” que deriva de un lenguaje conocido como SGML (Standard Generalised Mark-up Language). Lo anterior quiere decir que el XML es una versión simplificada y adaptada para el uso en internet.

En otras palabras, un XML es una forma de representar y estructurar información basada en texto para que se pueda transmitir, procesar, almacenar, ver e imprimir por casi cualquier dispositivo en una infinidad de aplicaciones.

El SAT lo utiliza porque es un estándar internacional que no pertenece nadie (ni empresa ni país) y fácilmente adaptables para describir y organizar datos. En términos de almacenamiento, un XML sólo contiene datos limpios de diseño y fáciles de codificar, dando importancia al contenido del documento y relegando el formato de presentación. Estas características lo hacen idóneo para la validación de facturas.

Un documento en formato XML contiene un conjunto de datos con que vienen con etiquetas del tipo “<texto>”. Los datos pueden contener cualquier cosa basada en texto: libros, artículos de cualquier tipo, listados de datos, facturas, etc.

Dicho todo lo anterior, podemos decir que un validador CFDI se cerciora de dos cosas:

  1. La primera es que tu factura cumpla con los detalles técnicos y de estructura que el SAT definió en la Miscelánea Fiscal 2014 y el ya famoso Anexo 20.
  2. La segunda es que el timbre codificado se haya realizado correctamente o no esté manipulado comparándolo con las bases de datos del SAT.

De esta manera, cuando emitimos o recibimos facturas debemos tener la seguridad de recibir el archivo XML ya que la representación impresa o en PDF no tiene validez. Legalmente, es el archivo XML el que ampara las transacciones y el que el SAT te exigirá.

Para que no sufras al emitir o recibir facturas lo mejor es buscar algún servicio que te de certeza contable y sea accesible en línea. Puedes intentar con un validador CFDI como Buzón CFDI.

¿Cómo se estructura mi archivo XML?

Un archivo XML que ha cumplido con la validación del SAT constará de las siguientes partes:

  1. Direcciones web que indican cual será la ubicación en la nube del archivo, es decir, si terminarán en un servidor del SAT o de un PAC.
  2. Número de certificado y una larga cadena de símbolos alfanuméricos que contiene datos codificados que incluyen el timbre fiscal.
  3. Datos sobre la transacción amparada por el CFDI:
    1. Serie
    2. Folio
    3. Fecha
    4. Número de Aprobación
    5. Año de Aprobación
    6. Tipo de Comprobante
    7. Forma de Pago
    8. Sub total
    9. Descuento
    10. Total
  4. Datos fiscales del emisor del CFDI
  5. Datos fiscales del receptor del CFDI
  6. Conceptos que ampara el documento y detalle de los impuestos.

Como ves, el XML se crea a partir de dos fuentes: los datos que ingresas al realizar tu factura y los datos agregados por el SAT en el momento de timbrar el CFDI.

En pocas palabras, cuando utilizas un servicio de validación de facturas, lo que hace es tomar los datos del XML, enviarlos al SAT, donde será buscado en la base de datos de sus servidores y regresara por medio del validador CFDI indicando si existe o no el documento.